Saltar al contenido

11 consejos para hacer que tu móvil no se caliente en exceso

17 agosto, 2016

Estos días están siendo muy calurosos y eso nuestros dispositivos tecnológicos lo notan. Nuestros terminales deben de estar alejados de cualquier fuente de calor, ya que de no ser así, podrán sufrir graves problemas.

Pero ¿y como podemos evitar ese calor excesivo en nuestro terminal?, pues con estos 11 sencillos consejos:

    1. Aléjalo de cualquier fuente de calor

Es algo que ya deberíamos de tener en cuanta y que suena muy tonto, pero más de una vez nos olvidamos y dejamos el teléfono a pleno sol o cerca de una fuente de calor. Sobre todo en verano, vigila que tu Smartphone esté protegido del calor más intenso y, si estás fuera, trata de dejarlo siempre a la sombra.

Ordenadores Gaming

    2. No coloques varios dispositivos juntos

Un error habitual es dejar varios dispositivos juntos, ya sean dos móviles o el móvil y el tablet. Si uno de ellos se ha sobrecalentado transmitirá el calor y podría provocar que aumente la temperatura del otro.

    3. Cuidado si vas a la playa

Muchos son los peligros a los que se enfrenta un Smartphone en un día de playa y aunque normalmente nos preocupamos más del agua o la arena, no hay que perder de vista el calor. Como decíamos en el punto anterior, hay que evitar a toda costa dejar el móvil al sol, por lo que si no puedes pasar sin el móvil durante tu visita a la playa, es mejor que lo tengas guardado en una bolsa y, si es posible, colócala bajo una sombrilla.


4. No te lo dejes en el coche

Si eres de los que prefiere dejarse el móvil en el coche para disfrutar de un día en la naturaleza, ten en cuenta que el coche también se calienta y se convierte en una especie de horno para todo lo que hay dentro. Si vas a dejar el móvil en el coche lo mejor es que lo dejes apagado. Ah y no te olvides de cerrar bien las puertas, no sea que a tu vuelta haya desaparecido.

5. Utiliza sólo lo que necesites

Los sobrecalentamientos no sólo se producen porque haga calor o nos hayamos dejado el móvil al sol, los componentes internos del móvil también se calientan, y si les exigimos mucho la temperatura puede llegar a aumentar considerablemente. Si no las necesitas en ese momento, desactiva conexiones como WiFi, Bluetooth o la localización. También es importante eliminar procesos innecesarios en segundo plano como las actualizaciones automáticas.

6. Evita apps muy exigentes y largos periodos de uso

Es pura lógica, cuánto más tiempo uses el móvil más se calentará, sobre todo si lo haces con apps que exigen muchos recursos del sistema. El ejemplo perfecto lo tenemos con Pokémon Go, el juego del momento usa la localización GPS y tiene que estar siempre en pantalla, lo que provoca que el dispositivo aumente de temperatura pasado un tiempo. Siempre que sea posible trata de espaciar el uso del móvil en periodos más cortos para que le dé tiempo a recuperarse.

7. Cuidado al cargar la batería

El proceso de carga de la batería genera calor, por lo que es preferible realizarlo estando alejados de cualquier fuente de calor. En el caso de estar cargándolo con una batería externa usa un cable largo y mantenlos separados, ya que tanto el móvil como la batería emitirán calor durante el proceso.

movil-ardiendo.jpg

Si tu móvil muestra un aviso es que la temperatura ha superado el límite de seguridad establecido para el correcto funcionamiento y es necesario enfriarlo lo más rápido posible. Si te ocurre sigue estos consejos:

8. Apágalo inmediatamente

Es lo primero que debes hacer si en tu móvil aparece el aviso de temperatura demasiado alta. Al apagar el teléfono sus componentes dejan de trabajar y la temperatura empezará a disminuir inmediatamente. No lo vuelvas a encender hasta que se haya enfriado completamente.

9. Si lleva funda, quítasela

La mayoría de usuarios de smartphones “vestimos” nuestros dispositivos con una funda para evitar posibles daños provocados por una caída. Sin embargo, aunque pueden venir de maravilla si se nos cae el móvil, no ayudan en absoluto cuando se produce un sobrecalentamiento ya que retienen el calor, por eso si te ocurre es mejor que se la quites.

10. Acércalo al aire acondicionado o un ventilador

El aire acondicionado es la solución más efectiva para enfriar un dispositivo electrónico rápidamente, aunque si tienes una nevera a mano también puede ser de gran ayuda. En caso de no contar con ninguno de los dos, puedes acercarlo a un ventilador para que vaya enfriándose poco a poco hasta que haya regresado a una temperatura normal.

11. Usa una app para enfriarlo

La app gratuita Coolify modifica parámetros del sistema como procesador o batería para que la temperatura baje lo más rápido posible, la pega es que solamente funciona en terminales Android rooteados. Cooler y DU Phone Cooler son otras opciones a tener en cuenta y en este caso no hace falta root, aunque no son tan completas y se limitan a cerrar procesos abiertos.