Saltar al contenido

El arreglo del Galaxy Note 7 le podría salir muy caro a Samsung

La última iniciativa tomada por Samsung para optar por el cambio de los Galaxy Note 7 defectuosos en el mercado, les puede llevar a tener consecuencias muy negativas en su economía. 

Samsung ha confirmado la retirada, reemplazo o reembolso completo, de todas las unidades vendidas desde el lanzamiento el 19 de agosto hasta el 1 de septiembre. Durante ese periodo de tiempo, se han distribuido mas de 2,5 millones de Galaxy Note 7 y según Ko Dong-jin, este problema tendrá un costo terrible para la empresa. 

Según diversas fuentes y estimaciones, la operación de reemplazo o reembolso tendrá un coste que superará los mil millones de dólares, y eso sin contar con el daño hecho a la imagen de Samsung. Los efectos se verán cuando el Note 7 se vuelva a poner en venta y conozcamos la confianza que depositarán en Samsung los clientes.

Si no recordamos mal, el Galaxy S7 Edge tuvo su ración de terminal quemado. Aunque fueron menos los terminales afectados, ¿tendría también que ser revisado el S7? Estamos hablando de una diferencia de 35 casos en 10 días contra 1 en el 11 de marzo. Sería alarmar para el Samsung Galaxy S7 y S7 Edge.