Saltar al contenido

LG G6, toma de contacto y primeras impresiones

27 febrero, 2017

Hace escasas horas que se presentó el nuevo terminal de LG. El LG G6 está acaparando todas sus miradas y desde luego que no es para menos. Su nueva pantalla FullVision y sus accesorios hacen de este dispositivo, uno de los mejores del mercado. Lo hemos tenido en las manos y vamos a contaros cuales han sido nuestras impresiones.

Pantalla:

Comenzaremos hablando del apartado más llamativo, la pantalla. Disponemos de una pantalla 5.7 pulgadas a resolución QHD+. Estos datos son espectaculares y se conjugan a la perfección con la sensación en la mano. El display se ve espectacular, la reducción de marcos está bien conseguida permitiendo tener una experiencia de inmersión muy top. Eso sí, por poner algún pero, vemos que la botonera virtual es muy grande y quizás hace que perdamos esa sensación de aprovechar toda la pantalla. 

 

 

Rendimiento

Quizás estemos ante uno de los apartados que más miedo nos de. El LG G6, si recordamos, monta el procesador Snapdragon 821, un chip que ofrece una potencia magnífica. Es cierto que no nos encontramos ante el último de Qualcomm, pero debemos decir que este terminal se mueve realmente rápido. Sus 4 GB de RAM, la GPU Adreno 530 y la buena optimización del sistema, hacen que todo vaya de una manera muy fluida.

gaming y consolas

Multimedia:

Apartado fotográfico, y experiencia visual y auditiva, uno de los mejores que existe en el mercado. Ya lo vimos con el LG V20 su pantalla y su audio eran espectaculares. Este LG G6 viene a mejorar todos esos apartados y donde más nos vamos a detener es en el apartado fotográfico. Su doble cámara trasera de 16 Mpx saca una fotografías espectaculares, además la nueva opción gran angular nos permite realizar capturas de un objeto o paisaje cercanas. 

La calidad auditiva y la visualización de vídeo es muy buena. Sin duda alguna estamos ante uno de los terminales que competirá en la gama alta de este 2017.


Diseño

En cuanto a las líneas de diseño de este dispositivo, podemos decir que nos ha aparecido muy bonito. Sus tres colores se nos hacen un poco escasos, quizás echamos de menos una versión dorada del terminal. Sienta muy bien a la mano, unos bordes pulidos y botones con buen recorrido. La parte trasera dispone de una acabado metálico cepillado tratado con una producto que le da esa sensación de vidrio.

Conclusiones

Nos encontramos ante un terminal muy “top”, con unas especificaciones que hacen del terminal uno de los mejores del momento. El único fallo que vemos que podría pasarle factura, es el procesador. El terminal no se mueve lento, pero podría hacerlo más rápido con el Snapdragon 835.