Saltar al contenido

Qualcomm SnapDragon 821, el sucesor del 820 ya está aquí

Qualcomm la mejor empresa de procesadores del mercado lo ha vuelto a hacer y ha presentado su nueva bestia: el SnapDragon 821.

Hasta ahora habíamos conocido unos de los mejores procesadores del mercado el SnapDragon 820, uno que sin duda ha tenido que luchar muy fuerte con los Exynos de Samsung. Este procesador lo tenemos en terminales como el LG G5, el HTC 10, el OnePlus 3, el Xperia Z5 y algunas versiones de dispositivos Samsung. 

Como bien hemos dicho anteriormente, el 820 ya tiene un digno sucesor, el 821. Sin duda nos encontramos ante un procesador mucho más eficiente y con más rendimiento. Esto nos lleva a decir que se empezará a montar en los nuevos tope de gama y terminales presentados durante el IFA 2016.

Qualcomm Snapdragon 821

Estamos hablando de un procesador de 14 nm, que mantiene la misma estructura interna, con dos grupos de núcleos Kyro corriendo a una frecuencia de hasta 2,4 GHz, suponiendo por tanto esto un aumento del 10% del rendimiento. Además este procesador viene acompañado de la GPU Adreno 530 aumentando la velocidad desde los 626MHz a los 650MHz, aumentando la autonomía en un 5%. 

Con esta nueva versión Qualcomm asegura reducir los tiempos de carga de las aplicaciones en un 10%, contando además que las animaciones de las interfaces deberían de ser más suaves y más visuales.


Por otro lado será compatible también con el Snapdragon VR SDK, ofreciendo la posibilidad de crear contenido para la realidad virtual de Google DayDream. 

Pero esto no solo mejora el rendimiento del terminal, sino que también obtenemos mejoras en el apartado fotográfico. Desde Qualcomm nos certifican que gracias al soporte PDAF, nos permite una mayor velocidad de auto-enfoque en condiciones difíciles. 

En cuanto a los terminales que incorporaran este procesador encontramos el Asus ZenFone 3 Deluxe y el Xiaomi Mi Note 2. Sin duda ahora mismo son pocos terminales, pero a medida que el mercado vaya pasando iremos conociendo más.

¿Qué os parece este nuevo procesador? ¿Creéis que es un lavado de cara o una nueva generación?