Saltar al contenido

Se me ha mojado el móvil, ¿qué puedo hacer al respecto?

Son muchas las ocasiones en la que los terminales acaban sumergidos en agua, ya sea en el mar, en la piscina o en un retrete, nuestro dispositivo termina siendo un ladrillo humedecido.

Sois muchos los que estaréis leyendo esta noticia y pensareis en que el único remedio para combatir la humedad, es, dejar nuestro Smartphone sumergido en arroz. Pues bien nosotros hoy te vamos a decir unas cuantas otras opciones para intentar traer a la vida tu terminal.

Arroz bomba, basmati, integral….¿me arreglas el móvil?

Durante mucho tiempo, hemos podido leer o alguien no has contado, que la mejor solución cuando nuestro móvil se mojado, es introducirlo en un cuenco con arroz. El arroz se caracteriza por ser absorbente y es lo que nos lleva a pensar que arreglará el teléfono.

Si echamos un vistazo a la red, de los primeros en hablar del arroz como solución para recuperar teléfonos mojados fue un reportero de Washington Post, que contaba allá por 2007 cómo logró que su BlackBerry reviviese tras haberse dado un baño (accidental). El mismo año, en los foros de MacRumors ya se estaba aconsejando el uso de arroz para recuperar dispositivos mojados, aunque mucho antes un usuario de Yahoo Respuestas en el año 2000 recomendaba a otro usuario meter en arroz un Nokia 5130 para salvarlo.

Pero no todo va a ser arroz, también podemos usar la arena de gato, los copos de avena, el gel de sílice y otros productos que se caractericen por su capacidad absorbente.


También existen numerosos casos que indican que dejar el dispositivo al aire libre trae mejor resultado que introducirlo en arroz.

 

Todos los absorbentes tienen un efecto limitado a la hora de una posible resurrección de un teléfono mojado. Si la inmersión es demasiado prolongada o en agua salada, la aparición de corrosión es más que probable, y eso no hay absorbente que lo arregle. De todas maneras, nunca está de más intentar revivir un teléfono mojado, siguiendo los pasos que describimos a continuación.

¿Qué hacer si la he liado y se ha mojado el móvil?

Una vez un Smartphone no resistente al agua ha tocado ésta, es muy importante seguir una serie de pasos a fin de evitar daños mayores.

El primer paso que debemos de realizar es apagar el móvil, para evitar cortocircuitos que empeoren la situación. Debido a los posibles daños, en ocasiones utilizar la vía convencional para apagarlo puede ser imposible, por lo que lo más sencillo es recurrir a extraer la batería (si ésta es extraíble) o pulsar prolongadamente el botón de apagado.

Una vez hecho esto, llega el momento de separar todas las piezas posibles del teléfono (baterías, tarjetas, bandejas…) a fin de facilitar un secado más sencillo. Una vez despiezado, toca secar todos los componentes al máximo. Para ello podemos emplear una toalla pero nunca un secador, ya que lo que podemos lograr con él es que el agua se introduzca todavía más en el interior del teléfono.

Hay que tener en cuenta si el terminal se ha caído al agua salada, ya que la sal es un elemento corrosivo. Por ello, lo adecuado es dar una limpieza y eliminar todos los restos mediante un cepillo de la sal.

Es importante decir que hay varias empresas que aseguran tener distintos métodos mediante los que poder recuperar un móvil mojado. Una de ellas es la española Waterrevive, que vende una bolsa de líquido azul en el que meter el móvil durante siete minutos para eliminar la humedad. Aun así, el compuesto del líquido es desconocido y sus propios creadores admiten que su “producto es químico no mágico”.

Otras empresas cuentan con maquinas con las que prometen poder sacar todo el agua del interior de un teléfono en apenas 30 minutos. Ese es el caso de TekDry, aunque los detalles de cómo funciona el “milagro” son escasos. Simplemente aseguran que mediante una combinación de baja presión, calor controlado y unos granos creados por ellos crean un ambiente seguro para sacar el 100% del líquido.

Garantía —-> ADIOS

Todo teléfono tiene en su interior una pegatina que cambia de color si el móvil se ha mojado, y eso es lo primero que mirará cualquier SAT oficial al recibir un smartphone a reparar. Si esa pegatina ha cambiado de color la garantía se habrá perdido.

Última solución:

La última opción que nos queda tras probarlo todo es pagar una reparación, pero lo más probable es que ésta no sea rentable. Si un móvil no funciona correctamente tras ser mojado lo habitual es que la misma placa principal del dispositivo presente corrosión o cortocircuitos, algo que solo se puede solucionar con la sustitución de las piezas afectadas, cuyo coste puede acercase al precio de un nuevo móvil.